Belén Esteban y su (polémico) vestido de novia

Boda de Belén Esteban y Fran Alvarez

Hay cosas que ameritan la atención, no al nivel de los corrillos del mundo rosa y del (mal) llamado “periodismo” del corazón, sino por la información en sí misma. Estos días la tele ha llenado sus espacios con el tema del vestido de novias de Belén Esteban. No estoy muy enterada del asunto, de hecho estoy junto a la tele esperando un reportaje que van a emitir (“después de publicidad”… y sigo esperando) donde aclararan todo.

El caso es que, al parecer, la Esteban no consigue vestido para su boda ya que todos los diseñadores le han cerrado las puertas. Se dice, se rumorea, que no le quieren hacer el vestido por la imagen ‘chabacana’ que la chica representa. Según declaraciones de Victorio y Lucchino (estas si la he oído) estos no hacen “gratis” sus vestidos, pero que todo aquel que lo pague tiene las tiendas abiertas. Según Pronovias, no desean que el modelo de Elie Saab que le ha gustado a la Esteban se “queme” al salir en revistas y publicaciones y futuras o actuales clientas rechacen luego este modelo. Y Rosa Clará da juego mediático entre dimes y diretes sobre si la diseñadora rechaza a la novia o es la novia quien al final ha rechazado a la diseñadora.

Yo entiendo que los diseñadores de renombre como Pertegaz o Valentino, por ejemplo, seleccionen ellos sus clientes y no al contrario. Se han zanjado una trayectoria y un prestigio al que no todas las mortales podemos acceder. Pero no puedo entender que unas firmas de moda, que lanzan anualmente colecciones prêt-á-porter al alcance de las novias, con tiendas por toda España e incluso del extranjero, pretendan seleccionar a sus clientas. ¿Qué pasaría si el vestido de Elie Saab lo hubiera deseado llevar Blanca Cuesta? Quizás Pronovias entendiera, como así lo hizo, que esta chica si da la “clase” que la firma necesita. Sin embargo, a mi Blanca Cuesta me resulta con igual de mal gusto a la hora de vestirse que la famosa que nos atañe hoy.

¿Que una novia no quiere que su vestido se vea por todas partes?… Pues para evitarlo vamos a un diseñador o modista que nos diseñe un vestido en exclusiva, pero no podemos pretender comprar un vestido en una tienda prêt-á-porter (franquicias además) y desear que sólo sea nuestro.

Que si la Esteban pretendía que se lo regalaran… Que si la consideran demasiado vulgar; que si está muy flaca o muy gorda… Que si es una persona muy mediática… No lo sé la verdad, puede ser todas esas cosas, pero también se que Belén Esteban planea su boda y toda novia merece el vestido de sus sueños.

Por cierto he terminado el artículo y aún espero el reportaje que prometían para “después de la publicidad”.

Boda de Belén Esteban y Fran Alvarez

ACTUALIZACIÓN 05/MAR/2008

El tan polémico (y al final horroroso) vestido de novia que llevó Belén Esteban en su boda con Fran Alvarez, terminó siendo una creación del Corte Ingles de corte sirena y palabra de honor con bolero de encaje bordado con cristales. Las fotos ya ilustran el post.

2 Comments

  1. aleli 13/03/2008

    Hola! no estoy en absoluto de acuerdo con esto!, creo que hay novias que se casan después de Belen Esteban y a ninguna le gustaría que se desvelase la sorpresa de su vestido antes de su boda, es lógico!
    La boda de Belen no es normal, ya que saldrá en prensa, por lo cual habría muchas perjudicadas, pero claro, como ellas no son famosas sus derechos no le importan a nadie.
    Menos mal q Pronovias, Rosa Clará o Manuel Mota piensan así y no quieren ofender a ninguna de estas otras novias, q tienen derecho a tener un vestido sorpresa tanto como Belen Esteban.
    No creo q tenga nada q ver con clasismo, si no simplemente con que su boda será muy mediatizada.
    A ninguan novia nos importa que haya otras personas en España o en el mundo q lleven nuestro mismo vestido simplemente porq ellas no salen en la prensa.
    Imaginaos q vosotras os casais en septiembre, o en julio y el vestido que habeis comprado hace ya meses es el mismo q se quiere comprar cualquier famosa después…pues yo creo que a nadie le haría gracia, y muy justamente…
    Y claro, Belén Esteban no es que dé mucho caché a ningun diseñador, pero bueno, creo q esto es otro tema…!
    Una famosa, sea quien sea puede hacer dos cosas, llevar un vestido de colección antes de q salga al mercado o si no hacerse uno que no tenga nadie más. Es muy fácil!
    Además Belén Esteban lo ha dejado para última hora, cuando la mayoría de las personas lo buscan 1 año o entre 8-6 meses antes de la boda.
    No hay que polemizar con temas q no lo merecen!


  2. diariodemiboda 13/03/2008

    Aleli, estaría de acuerdo contigo si también se diera a la viceversa. O sea, el tema está en que Belen es mediática y el vestido sería visto por todas y a muchas novias se les desvelaría su secreto…
    El vestido de Paulina Rubia está en catálogo, el vestido de Paula Echeverria está en catálogo, el vestido de Esther Cañadas está en catálogo, el vestido de Nuria March está en catálogo (o lo han estado).
    ¿Qué pasa que si ellas, tan mediáticas, lo usan primero ya es un honor ponernos la copia de sus vestidos? Es exactamente lo mismo, da igual el orden cronológico. ¿O en verdad es un asunto proporcional a la Esteban??
    El secreto de nuestro vestido seguirá guardado hasta que nos vean, quizas la mitad de la boda ni se entere de que vestido es y la otra mitad si.
    Otra cosa, no estoy de acuerdo con las opciones que tienen las famosas, si es verdad que las tienen pero también tienen derecho a entrar en una tienda (que es franquicia además) y comprase el vestido que desee: sea Pronovias, RC, Cymbiline… Mango, Zara, Sintesis, etc.
    Una novia no es sólo un vestido. El mismo vestido cambia de una a otra.
    Y si, hay quienes planean su boda en 2 años, otras en 9 meses ¿y las que por la circunstancia que sea lo prepara en 3 meses no tiene derecho a un vestido?
    Pero hay algo que me gusta del tema… por lo menos te has pasado por mi blog y has dejado tu opinión.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *