Bodas ¿crisis o cambio de tendencia?

Articulo de opinión de Diario De Bodas para La Voz de Cadiz

Artículo publicado en La Voz de Cádiz el 17/octubre/2010

Hace unas semanas fui invitada a colaborar con un artículo informativo, sobre la crisis en el sector de las bodas, para un suplemento especial del periódico La Voz de Cádiz (publicado el domingo, 17/octubre/2010), el cual aprovecho ahora para compartir con todos los lectores de Diario de Bodas.

BODAS ¿CRISIS O CAMBIO DE TENDENCIA?

Muchas cosas están cambiando en el sector nupcial pero, principalmente, en la forma de plantearse la planificación de su boda los propios novios.  Un cambio, ligero pero perceptible, que desde mi punto de vista no es consecuencia exclusiva de la crisis económica que atraviesa España.

La crisis afecta al sector, eso es indudable. Con ver los datos del Instituto Nacional de Estadísticas comprobamos un descenso del 14,4% de matrimonios contraídos entre 2007 y 2009 a nivel nacional. Y no sólo se reduce el número de bodas a celebrarse, sino el gasto previsto para la organización de la misma; incluso se llega a aplazar la fecha del enlace para un momento personal más estable.

El año en curso -2010- no augura ser mucho mejor que su predecesor 2009, año que registra, por los momentos, la cifra más baja de enlaces contraídos desde 1975. Pero este descenso (que a la vez es un fenómeno cíclico) viene produciéndose paulatinamente desde el año 2004… Entonces, ¿es un problema exclusivo de la crisis actual o es el resultado de un cambio de tendencia en las parejas?

Efectivamente, el descenso acusado del último año es una consecuencia de la crisis pero, y quizás es el punto que el sector nupcial sigue sin reconocer, los futuros novios van cambiando su concepto sobre cómo realizar su propia boda.

Las bodas íntimas (que no necesariamente se traduce en menor presupuesto, al contrario muchas veces es igual o mayor el gasto pero para un menor número de invitados), las bodas en lugares con encanto (los novios cambian los tradicionales salones de bodas por fincas, casas rurales y jardines privados) y las ceremonias al aire libre (en lugar de los salones de pleno del Ayuntamiento) son las actuales, y principales, preferencias de las parejas a la hora de celebrar su boda.

Estas preferencias sobre cómo realizar la boda se unen a la tendencia de personalizar, a gusto de los novios, la decoración y los detalles de la boda: invitaciones informales, divertidas y originales, libro de firmas y árbol de los deseos, nombres a las mesas en lugar de números repertorio de canciones íntimas para los momentos especiales de la celebración, planeadas coreografías para la entrada de los novios o el primer baile, reportajes fotográficos en lugares insólitos, sin poses artificiales o reportajes post boda novias con vestidos cortos, zapatos a color, tocado en lugar de velo menús más novedosos, mesa de dulces o chucherías durante el baile bodas temáticas (medievales, celtas, en la playa, vintage, DIY, etc.) e incluso la figura del organizador de bodas o wedding planner (para ayudarnos en la planificación de nuestro enlace) son sólo algunas de las ideas que van cobrando fuerza en los últimos años y por la que se decantan las parejas para hacer así más único y personal el día de su boda.

En conclusión, y dejando a un lado el factor actual de la crisis, las parejas no se casan menos sino que desean celebrarlo de una manera más íntima, personal y en compañía de su círculo de familiares y amigos más cercanos. Preferencias que van obligando al sector nupcial a re-adaptarse a las nuevas condiciones marcadas por  los novios.

Una ‘boda’ es la celebración del matrimonio y da igual quiénes, cómo, cuándo y en qué circunstancias se realice. Lo importante es que marque la diferencia para los propios novios y se adapte a sus deseos.

Tú qué opináis…
¿La crisis económica ha mermado el mercado de las bodas o lo que se respira es un cambio de preferencias por parte de las parejas y que el sector nupcial no ha sabido captar?

3 Comments

  1. Banquetes Bogotá 29/10/2010

    Buen articulo
    La crisis económicas afectan a todos los sectores, pero también son el motor de nuevas ideas y semillero de personas que lo temen a hacer cosas diferentes. La creatividad y creatividad debe estar muy presentes en la organización de bodas para lograr que sean únicas y divertidas sin exceder los presupuestos de los novios


  2. Bodas Deluxe 29/10/2010

    Muy buen artículo Keyla!
    Estoy de acuerdo contigo. Las tendencias cambian y hay que saber adaptarse a ellas. La crisis mundial no es el único factor responsable del descenso del número de bodas, sino uno más. Otros de los factores son que actualmente las parejas tienen más opciones (vivir juntos sin papeleos o hacerse pareja de hecho), a que cada vez se retrasa más la edad para casarse (nuestros abuelos se casaron con 18 años, nuestros padres con 20 y nosotros con 30)y a las nuevas tendencias de bodas íntimas y personalizadas que nos llegan desde EEUU a través de los blogs y que dista mucho de lo que ofrece el sector nupcial en España (solo hay que pasearse por una feria de bodas para darse cuenta).


  3. Hay que trabajar para las novias de nivel así todavía es una boda elegante.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *