{Entrevista a} El Sofá Amarillo

El Sofá Amarillo

Indara Rodríguez es la wedding planner tras El Sofá Amarillo, una de las empresas en diseño y creación de bodas a medida que más despunta en este momento. Con base en A’Coruña, se desplaza por toda España para organizar bodas de ensueño. La entrevistamos y esto es lo que nos cuenta:

  • ¿Qué significa para El Sofá Amarillo ser un wedding planner?

Significa un nuevo futuro rodeada de flores, puntillas, blondas y etiquetas vintage. Un futuro que surgió de forma espontánea, que nunca busqué conscientemente y que de repente me llena y me hace totalmente feliz. Porque no hay nada más bonito que participar en la felicidad de los demás.

 

  • En España no es común la figura del wedding planner, a diferencia de otros países donde su servicio es fundamental. ¿Por qué contratar un wedding planner para la boda?

Vamos a ser sinceros, la gente se ha casado toda la vida y no ha necesitado nuestra ayuda. Y sigo pensando que, a día de hoy, las bodas estándar tampoco la necesitan. Pero el concepto de boda está cambiando, y ahí es donde empieza el lío: inspiración rústica, romántica o vintage, temática de viajes, de fresas o de motos Vespas; jaulas de pájaros, colores de primavera, atrezzo y photocall; minutas personalizadas, mesas de dulces y bufetes de tartas; jardines iluminados, pajitas de papel, señales de madera, cócteles, mermeladas caseras…

Si en las bodas de antes ya eran estresantes los preparativos y era difícil controlarlo todo, en las de ahora ni te cuento. Cuantos más detalles y cuanto más personalizado, más trabajo dan. Pero más gratificante es y más tiempo perdura en la memoria a la vez. Los gustos y las necesidades cambian, y los proveedores que hacen falta en cada momento también.

 

  • ¿Qué hizo que te dedicaras al mundo de la organización de bodas?

Organizar mi propia boda. Antes ni lo había pensado y por eso te decía que nunca lo busqué conscientemente. Noté que faltaban ideas y faltaban recursos para hacerlas realidad. Muchas cosas de mi boda las tuve que encargar a Estados Unidos, pero no todo el mundo se atreve a comprar a ciegas por Internet. Me faltaban manos para hacer todo lo que yo quería y, sobre todo, me faltaba alguien que entendiera mi inspiración. Así que, al terminar, hablándolo con unas amigas, sentadas en un sofá amarillo, decidimos empezar esta aventura y ofrecer lo que a mí me gustaría que me hubieran ofrecido.

¡Y aquí estamos!. La acogida ha sido tan increíble que lo que empezó como una actividad a tiempo parcial en menos de un año necesita ya dedicación en cuerpo y alma. Nos hemos ido formando poco a poco, en cursos y de forma autodidacta, pero una buena parte de lo que hacemos se rige por la intuición.

 

  • ¿Cuáles son las cualidades que definen el trabajo de El Sofá Amarillo?

Soy organizada, muy perfeccionista e intento no decir nunca que no, por muy descabellada que sea la idea que me propongan. ¡Me encantan las ideas locas!. Yo creo que mi punto fuerte es que preparo cada boda con la misma ilusión y el mismo mimo que si fuera la mía. Es gracioso porque voy por la calle y no paro de sacar fotos a detallitos que creo que nos pueden servir y se los envío a las novias. Nuestras conversaciones por whatsapp a horas intempestivas a veces son memorables.

El Sofá Amarillo

El Sofá Amarillo

 

  • ¿Cómo es tu forma de trabajo?

Cuando una pareja contacta conmigo lo ideal es que tengamos una primera cita en persona. Pero, como trabajamos con novios de toda España a veces los desplazamientos son complicados, así que hablamos mucho por teléfono y por email. Son ellos los que me cuentan sus ideas, qué tienen ya y en qué quieren que les ayudemos. Según eso yo les paso un presupuesto personalizado y, cuando lo aceptan, nos ponemos a trabajar a tope. Lo primerísimo que tenemos que hacer es organizar juntos una excursión al lugar de la celebración. Sin verlo en persona no podemos empezar a pensar en la decoración y en los detalles.

Cuando nos contratan hacemos un cronograma del tiempo que falta hasta la boda y vamos detallando lo que tiene que estar listo en cada mes. Y tenemos también otro documento muy detallado en el que vamos poniendo fotos e ideas de todo para que sea muy visual. Y así vamos, hasta el día de la boda, pasito a pasito y disfrutando mucho del proceso.

La última semana siempre es una locura. Más para los novios que para nosotros, porque hay cosas que no podemos hacer por ellos, como probarnos el vestido, hacernos tratamientos de belleza o quedar con los invitados. Por eso a estas alturas ya lo tenemos todo perfecto y ellos no tienen ninguna preocupación extra. Saben que todo saldrá genial. Como me decía una de mis chicas: «estoy nerviosa pero tranquila».

 

  • ¿En qué te inspiras a la hora de crear y diseñar una boda?

En dos cosas fundamentales: en los novios y en el entorno. En los novios porque lo principal de nuestro trabajo es crear una celebración a su medida y en la que su personalidad y su historia se transmitan en cada detalle. Que sea una boda solo suya. En cuanto al entorno, intentamos siempre que la decoración vaya acorde con el espacio, para realzar su belleza y su potencial y que el conjunto sea armonioso.

 

  • ¿Cuál es tu parte preferida de una boda?

Me encanta la llegada de la novia, que siempre me produce cosquillas en el estómago. Y me encanta cuando la gente empieza a bailar. Y ves al amigo del novio bailando con la madre de la novia y a la niña de tres años bailando con el abuelo. Son momentos mágicos en los que todo el mundo se mezcla y es feliz, y me encanta observarlo.

 

  • ¿Y tu parte preferida del trabajo?

Lo mejor es el entusiasmo y la felicidad de los novios, nos carga mucho las pilas. Y me encantan también dos momentos muy opuestos: el principio, cuando no hay nada, solo un lienzo en blanco y un mundo entero de posibilidades, y el final, cuando ya está todo montado, justo antes de que empiecen a llegar los invitados. Mirar alrededor y ver el resultado de un montón de meses de trabajo es una sensación maravillosa.

El Sofá Amarillo

El Sofá Amarillo

El Sofá Amarillo

 

  • Según la experiencia de El Sofá Amarillo, ¿qué es lo que más valoran los novios para el día de su boda?

Al principio se piensa más en la decoración, en los detalles… pero a medida que pasan los meses lo que de verdad valoran es la tranquilidad y, sobre todo, la seguridad. Si en los preparativos nos falla de pronto un proveedor, por ejemplo, no decimos nada hasta que está solucionado y tenemos otro confirmado.

Que estemos con los novios el día de la boda es muy importante para ellos, y siempre quieren que nos quedemos hasta el final. Evitamos a toda costa destacar, tener protagonismo. Nuestro trabajo es que todo salga perfecto pasando inadvertidas, no poniéndonos a dirigir a la gente como un guardia de tráfico. Los novios están a su aire, y cuando nos necesitan siempre estamos cerca. Nos buscan con la mirada y les guiñamos el ojo. Todo va bien.

 

  • Qué le recomiendas a los novios como imprescindible en su boda, aquello en lo que no deberían escatimar gasto o que deberían incluir en el presupuesto.

Si quieres una boda super personalizada y muy especial, una wedding planner. Os ayudará a diseñar una boda perfecta y es una inversión que, además de ahorrarte tiempo, discusiones y malos ratos, te proporciona tranquilidad. Además, como buena gallega, nunca escatimaría en la comida. No importa lo bonito que esté todo si la cena es intragable, está fría o es escasa.

Y, por supuesto, las fotos. Me da pena que no se les dé la importancia que tienen, sobre todo a nivel sentimental. El día de tu boda estás viviendo cosas geniales que crees que no se te van a olvidar nunca, pero no es verdad. Los detalles, las miradas, los gestos de los demás, se nos escapan y la única forma que tenemos de revivirlos es a través de las fotos.

 

  • ¿Crees que hay algo que se debería cambiar, renovar o mejorar de la forma cómo se entienden las bodas en España?

No creo que se deba cambiar nada porque cualquier tipo de boda tiene su público. Lo malo es que muchas parejas sentían que no encajaban con nada de lo que se hacía, lo que ha provocado en la gente joven una cierta fobia hacia las bodas, que se consideran, aún hoy, horteras y aburridas. Lo que hace falta no es cambio, sino mucha más variedad, y es lo que estamos consiguiendo poco a poco. Cada pareja puede tener su boda perfecta, ya sea en el Palace con 300 invitados o con una churrascada en el campo para 30. Lo bueno es que ahora sabemos que no hay límites, que todo es posible. La gente que nos contrata conoce nuestro estilo y hasta ahora hemos conectado genial con todas nuestras parejas.

 

  • Para finalizar, ¿cuál es el mejor consejo que, desde El Sofá Amarillo, le das a los novios de cara al día de su boda?

¡Que salten en la cama! (jajaja)

El Sofá Amarillo

El Sofá Amarillo

 

¡MUCHAS GRACIAS INDARA POR COMPARTIR TU TRABAJO!

Y TÚ, ¿CONOCES A EL SOFÁ AMARILLO?
¡CUÉNTANOS TU EXPERIENCIA!

6 Comments

  1. ¡Mil gracias, cielo! Ya sabes que nos ha encantado participar, aunque no sepa ponerles marcas a agua a las fotos, jajaja.
    Un beso enorme


  2. Primero felicitar a el sofá amarillo por su trabajo. Estas chicas valen
    Después agradeceros el comentario en la boda de Adriana y Stanley, me alegra doblemente si el halago viene de alguien que hace las cosas tan bien como vosotras


  3. Keyla 30/10/2011

    Gracias Laura.
    Vuestro trabajo está siendo muy personal y con gusto, por lo que es fácil admirarlo. Para el próximo año (que ya está a la vuelta de la esquina) me apunto una entrevista con “Fueron Felices” ¡que estaré encantada en publicar!


  4. […] de Diario de bodas, nos hizo una entrevista muy chula que publicó en su blog el viernes y que podéis leer aquí. Ni que decir tiene que fue un superhonor para nosotros y nos hizo muchísima […]


  5. […] que la primera vez (y la única por ahora) que entrevisté a Indara de El Sofá Amarillo le pedí le diera un consejo a todas las parejas de novios de cara al día de su boda, y su […]


  6. […] que la primera vez (y la única por ahora) que entrevisté a Indara de El Sofá Amarillo le pedí le diera un consejo a todas las parejas de novios de cara al día de su boda, y su […]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *