Madrid, la comunidad más cara para casarse

Lámina para bodas
¿Nos extraña que Madrid sea la comunidad más cara para casarse? Para las que ya nos hemos casado aquí no nos extraña nada. Incluso para las que se han casado en Valencia o La Rioja tienen poco de extrañarse pues que son las siguientes comunidades más caras para decir el “Sí, quiero”. Y esto no lo afirmo yo –ni por haber pasado por la experiencia– sino un estudio de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI) y publicado por la Agencia EFE (Madrid, 24 mar 2008).

Según este estudio celebrar nuestra boda en Madrid nos costaría 24.115 euros, en la Comunidad Valenciana 23.750 euros, y celebrarla en La Rioja 23.750 euros de media; tomando en cuenta un enlace tipo para 100 comensales… ¡Y puedo afirmar que por lo menos mi boda no está muy lejos de esa media! Los madrileños, subraya FUC, gastan en su boda entre 16.595 y 31.635 euros y el banquete supone el 50% de la factura total, con un coste por menú/invitado que puede oscilar entre los 80 y los 140 euros. A lo que hay que sumar el gasto de música y barra libre que no baja de los 1.300 euros.

En este ranking las bodas más económicas son las que se celebran en Canarias, Extremadura, Castilla y León y Castilla la Macha, donde la boda nos supondría poco más de 18.000 euros.

Pero una boda no es sólo el banquete, aunque este suponga el mayor gasto de la celebración. Según el estudio de la FUCI el vestido de la novia cuesta como mínimo unos 850 euros (Un mínimo muy bajo para mi experiencia, donde diría que la media real es de 1.200 euros) a lo que hay que sumar el precio de los zapatos, maquillaje, el peinado, el ramo y demás complementos. Mientras que vestir al novio cuesta entre 500 y 1.230 euros.

¡Y hay que seguir sumando! porque faltan: las arras, las alianzas, las invitaciones, las flores de la Iglesia/Juzgado, los músicos para la ceremonia, el coche de la novia… El reportaje fotográfico y el vídeo del enlace (entre 1.000 y 1.600 euros), y el viaje de novios que no baja de los 3.000 euros.

La Federación de Usuarios y Consumidores Independientes recomienda para reducir gastos hacer un presupuesto acorde con las posibilidades y comparar precios.

Yo sólo puedo agregar por mi experiencia: que mires bien el presupuesto del que dispones o puedas llegar a disponer; no contar con los regalos en metálicos, que puedan hacer los invitados, para hacer frente a los gastos de la boda (principalmente porque la mayor parte de los pagos hay que hacerlos antes de la fecha del enlace); intentar no tener que pedir un préstamo; mirar y comparar en todos los sitios: restaurante, floristería, vestido, etc. Y, sobre todo, hacer una lista de invitados sin compromisos innecesarios.

Noticia vía, Agencia EFE (Madrid, 24 marzo 2008)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *