Origen de las tradiciones de bodas (parte III)

Foto ©Jose Villa Photography

De los distintos ritos de la ceremonia del matrimonio, quizás el que más simbolismo tiene es el intercambio de las alianzas. Hoy, en esta nueva entrega sobre el origen de las tradiciones de bodas, ponemos el foco en el simbolismo de los anillos y las arras.

– ANILLO DE PEDIDA O ANILLO DE COMPROMISO. Fue el Papa Nicolás I (siglo IX) quien impuso el uso del anillo como una especie de pre-contrato para asegurar así la realización de una boda. Al ser tan elevado el precio del oro, la entrega de un anillo indicaba que había autentica intención de casarse. De no cumplirse este ‘pre contrato’, y de no realizarse el enlace, la novia podía ser encerrada de por vida en un convento y el novio podía ser multado, torturado o excomulgado. Hoy en día el anillo de pedida sólo representa el deseo de cumplir la promesa de amor entre la pareja.

Aunque esta tradición se ha visto un poco distorsionada por algunos que la asocian a Hollywood, lo cierto es que es una tradición bastante afianzada en muchos otros países, en donde la novia suele lucir un anillo de compromiso en su mano izquierda.

– LAS ALIANZAS. Se asegura que el intercambio de anillos entre los novios comenzó en Egipto 2.000 años AC, para quienes la forma circular del anillo representaba el infinito: una forma sin principio ni fin, como el amor. Los griegos adoptaron la costumbre pero, además, pensaban que en el dedo anular existía una vena que llegaba directamente al corazón (la vena del amor) y por ello eligieron este dedo para colocar el anillo matrimonial. Pero fueron los romanos fueron quienes hicieron que esta tradición llegara hasta nuestros días, aunque ellos utilizaban el ‘método trinitario’ que consistía en meter el anillo en cada dedo mientras se pronunciaba: “en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”, hasta dejarlo en el anular.

Existen otras leyendas sobre el por qué se coloca la alianza en el dedo anular. Por ejemplo, la que te contamos AQUÍ.

– LAS ARRAS. La entrega de las arras simbolizan el intercambio de los bienes que ambos cónyuges van a compartir. Viene de un antiguo rito mozárabe basado en usar 13 monedas, representando los bienes repartidos en los doce meses del año y una más para compartir con los pobres. También hay otras teorías, como la que dice que las arras las entrega el novio como ‘premio’ a la virginidad de su prometida, o que representan la ‘dote’ que se aportaba al matrimonio.

En nuestros días es costumbre que las arras, que siguen siendo 13 monedas, las regale la madrina, sean prestadas o pasadas de padres a hijos por tradición familiar.

También puedes leer el origen de las tradiciones, partes: I, II  y IV

Foto portada ©Jose Villa Photography

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *