Reflexiones: maneras de hacer las cosas

Bodas de Cuento School

¿Existen distintas formas u opciones para hacer las cosas? La respuesta es sólo una y es rotunda: ¡Si, existen mil formas de hacer las cosas!… Y si existen mil formas de hacer las cosas también las hay de escribirlas, de comunicarlas, de pensarlas, de soñarlas, de dibujarlas y de ponerlas en práctica.

¿Hay una forma mejor que otra para hacer algo? ¡Seguro!… A mí me gusta hacer las cosas de forma práctica y productiva (o cuando menos eso intento), y gestionarlas con honestidad y ética ante todo.

Yo, por ejemplo, soy muy de usar los comandos del teclado de un programa, sin embargo hay quien ni los utiliza. Pienso que los comandos son una opción rápida y práctica, pero no por usarlos soy mejor que cualquier otro. Esto es como el blanco y el negro. ¡Cómo olvidamos que la vida tiene grises y que incluso el propio blanco tiene matices!.

Cuando opinamos perfectamente podemos hacerlo en blanco o negro, al fin y al cabo son opiniones basadas en nuestras experiencias y valores. Cuando trabajamos, también podemos hacerlo en blanco o en negro, pues es nuestra forma de hacer las cosas pero no podemos olvidar que existen otras. Y cuando enseñamos, o pretendemos dar lecciones, debemos ofrecer primero todos los colores y todos los matices para luego, si cabe, dar nuestra opinión sobre la forma que –según nosotros– consideramos es la mejor.

Para mi hacer las cosas desde la pasión, la honestidad y la ética siempre serán las fuerzas que me motiven. Las herramientas que utilice y cómo las utilice serán las que mejor se adapten a mis proyectos y a mis habilidades; y estoy segura que no serán ni peor ni mejor que otras herramientas o métodos… Al fin y al cabo las herramientas no determinan las intenciones de las personas y existen mil manera de hacer las cosas.

Y toda esta misma reflexión, se aplica perfectamente al cómo decidas celebrar tu boda: porque siempre hay mil maneras de hacer las cosas… ¡y las bodas!

3 Comments

  1. Patricia 20/05/2013

    Que gran post Keyla, sabes que yo opino igual. Hay mil maneras de hacer las cosas, pero no siempre es la mejor la que haga uno mismo.

    Un abrazo


  2. madrid 20/05/2013

    Parece leyendo este post que estas cabreada. Esta bien que defiendas tu manera de hacer las cosas sabiendo que hay otras, pero no creo que haya que ser tan radical.

    Un saludo


  3. Keyla 21/05/2013

    Creo que deberías leer nuevamente mi post porque yo no estoy defendiendo “mi” forma de hacer nada, estoy defendiendo precisamente que existen mil formas de hacerlas. Y lo de cabreada… pues subjetividad tuya. Nada más.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *